CONSTITUCIÓN DE HIPOTECA

Hay hipoteca cuando una persona, un banco una entidad financiera (llamada acreedora) le presta a otra persona una suma de dinero y esta última (llamada deudora) asegura el pago, garantizándolo con un inmueble de su propiedad, si el deudor incumple con los pagos (capital e intereses), el inmueble podrá se embargado y rematado por un juez para pagarle a quien presto el dinero. La hipoteca siempre se hace por escritura pública.

Requisitos:

  • Los interesados deben tener plena capacidad para esto. El notario validará esta condición.

  • Documento de identificación de los interesados. Si alguno de los interesados es persona jurídica, como un Banco o una entidad financiera, debe presentarse el documento que acredite su existencia y representación legal.

  • Certificados de paz y salvo por impuesto predial que contenga el avalúo catastral y paz y salvo por concepto de valorización o certificado de que en ese lugar no se cobra dicho impuesto, si aplica en el municipio.

  • Certificado de libertad y tradición y copia de la escritura pública que demuestre que quien hipoteca es el dueño del bien.

  • Si la hipoteca es sin límite en la cuantía, debe allegarse carta de aprobación de crédito, con el fin de establecer el valor de los derechos notariales y de registro.

  • Se puede dar un poder para hacer una hipoteca. Consulte al notario.

  • Casi siempre, la hipoteca se hace en la misma escritura de compraventa, pero puede hacerse por separado.

EN LA OFICINA DE REGISTRO DE INSTRUMENTOS PÚBLICOS: una vez terminada la primera etapa, o sea, la de la escritura pública, el notario entrega copia auténtica a los interesados para llevarla a esta Oficina, dentro de los noventa días siguientes a la fecha de la escritura. Olvidar este plazo, significa volver a iniciar el trámite.

 

Cancelación de Hipoteca:

Para cancelar una hipoteca el dueño del bien hipotecado debe pagar la totalidad de la  deuda al acreedor. Una vez ocurrido el pago, quien presto el dinero (el acreedor) debe ir a la notaria para declarar que la deuda está pagada y que por ello cancela la hipoteca. Este acto de cancelación se hace también en escritura pública. El notario entrega un certificado que debe lleva el dueño del inmueble a la oficina de registro para que su bien quede sin hipoteca.

Costos:

Según tarifa notarial.

Resolución 1299 de 2020 Tarifas notariales.